Save the date, invitaciones y libro de firmas

Nada escapa a las tendencias y prueba de ellos es el cariz que han adquirido las organizaciones de las celebraciones de bodas.

Miles de detalles que harán de vuestra boda un evento diferente y el fiel reflejo de la personalidad de quienes van a prometerse amor eterno. Juegos de luces, diferentes estilos, los centros de mesa y por supuesto, como no podría ser de otra manera, las invitaciones de boda.

El save the date, la antesala de lo que está por venir

En la actualidad las invitaciones de boda se han convertido en mucho más que eso. Han pasado a ser la tarjeta de presentación de vuestro enlace. La primera impresión de un día que queréis que sea único.

Es decir, se ha puesto de moda el envío de una invitación previa – el save the date – que se envía un año antes del enlace.

El save the date es una notificación previa muy útil, especialmente para sondear cuántos serán los que engrosen la lista final de invitados. Diferentes diseños y formas de envío hacen de este elemento uno de los más divertidos, cuando acabáis de decidir este importante paso que supone casarse.

A través de e-mail, de youtube o por correo ordinario podréis hacer llegar a tus invitados esta comunicación, que consiste en hacer saber a las personas que queréis que habéis decido casaros.

Un vídeo montado sobre imágenes y rotulado, invitaciones propias de la cartelería tradicional quizás con un diseño más atrevido, o una foto de los novios original y bonita puede ser el mejor marco para esta invitación previa.

Las invitaciones de boda: mucho más que una simple tarjeta

Infinidad de diseños y materiales hoy en día para la invitación oficial. La comunicación que hará que los invitados sepan la hora, el lugar y en definitiva, que puedan hacerse una idea de qué tipo de evento será la celebración de vuestra boda.

Una invitación será mirada con lupa por sus destinatarios. Pero tranquilos, que seguro haréis una gran elección.

No obstante, no debéis olvidar que esta tarjeta en la que a simple vista es un mero trámite, supone hacer saber a los invitados un sinfín de datos: a quién va dirigida, qué tipo de etiqueta llevar lo especifique o no, dado que si no pone nada al respecto por la hora del evento sabrán que indumentaria será la más adecuada. El lugar o la fecha también aparecerán en la invitación.

El libro de firmas: mucho más que una tradición

El libro de firmas también se atiene a esto de las tendencias, lo que os permitirá contar con un libro al uso o alejado de lo tradicional.

Divertidas maneras de dejar prueba de que han estado los invitados de las formas más divertidas e inimaginables. ¿Preparados para elegir entre lo mejor de una cartelería de ensueño? En Pentágono, nuestro establecimiento recomendado, tienes infinidad de modelos para elegir.


También te puede interesar...

Deja un Comentario o haz una Consulta