¿Por qué hacer un reportaje fotográfico postboda?

En el mundo de las bodas hubo un antes y un después con la llegada de los reportajes previos y posteriores al día B. Lo que tradicionalmente se hacía con una sola sesión fotográfica, ahora forma parte de un paquete en el que los novios quieren ver plasmado su antes y después de casados. Hoy, por si no conoces bien de qué te estamos hablando, vamos a contarte en qué consiste el reportaje fotográfico postboda.

Pero antes, vamos a hacer un pequeño repaso para explicarte las características de las sesiones preboda y de la misma boda. Así, podrás entender mejor las diferencias entre cada una de ellas. No solo se trata de fotografiar a dos enamorados que van a unirse en matrimonio, sino que, la relación que se establece entre fotógrafo y clientes va mucho más allá. ¿Cuántas personas hay vergonzosas o que no les gustan las fotos? ¡Muchas!

Reportaje preboda

Esta sesión sirve para plasmar la emoción previa a la boda, se realiza normalmente en exteriores y permite que los novios conozcan la forma de proceder del fotógrafo y viceversa. Gracias a esta sesión se pierde la vergüenza de posar ante un desconocido, ver cómo realiza su trabajo y conocer sus fotografías.

Es muy positivo ver el resultado para comprobar la buena elección al contratar sus servicios, el tipo de fotos que hará el día del enlace y, sobre todo, sirve para rectificar o mejorar aspectos que no convenzan mucho.

Reportaje de boda

El gran día, los nervios, las sorpresas, las lágrimas, los amigos y la familia, la boda. Es una jornada para vivir intensamente y que dé constancia de cada detalle en forma de fotografías. Es un reportaje mucho más extenso que empieza, de manera habitual, fotografiando a los novios por separado antes de dirigirse al lugar del enlace. Recoge toda la celebración y la fiesta posterior, banquete y baile incluidos.

Reportaje postboda

Las ventajas de realizar esta última sesión son mejorar si cabe las fotos de la boda, entre muchas otras razones que pasamos a detallarte a continuación:

  • Los recién casados están más relajados, solos y sin prisas por el horario que se tuvo que seguir en la celebración.
  • Se conoce ya al fotógrafo y se puede dar rienda suelta a hacer fotos divertidas, por ejemplo, sin importar la hora ni el lugar.
  • Volver a vestirse de novios es algo muy bonito y se puede, además, prescindir del velo o vestir más desenfadados.
  • Es una gran ocasión para ampliar el repertorio y cambiar de escenario. Elegir las mejores horas de luz hará que sean un gran éxito.
  • Por último, de un tiempo a esta parte, se lleva a cabo una tendencia en fotografía que trata de hacerse fotos destrozando el vestido.

Consulta todas las opciones que tienes para las sesiones de fotografía de boda en Fotografía Mónica López. Además, si vas de parte de nuestro portal, podrás disfrutar de una oferta exclusiva.


También te puede interesar...

Deja un Comentario o haz una Consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.