Cómo organizar una comunión sin prisas

Aunque parezca que disponemos de suficiente tiempo, nunca es demasiado pronto para comenzar a planificar una comunión. Son numerosos los detalles que habrá que tener en cuenta, por lo que, cuanto antes empecemos, antes podremos tener todos los temas bajo control y disfrutar sin preocupaciones de un momento tan especial, en compañía del/la joven protagonista y de los propios invitados.

Para poder organizar una comunión sin caer en las prisas, es importante preparar un listado de todos aquellos pasos que deberás llevar a cabo, así como de las fechas aproximadas en que deberías hacerlos. Solo de esta forma, podrás asegurarte de estar cubriendo todos los aspectos clave que toda primera comunión debería cumplir.

Para ello, te proponemos un calendario general para todo tipo de comuniones. Es una base sobre la que podrás trabajar y añadir aquello que creas conveniente, según las características de la celebración que deseas organizar.

– Entre 8 y 6 meses antes. Una vez fijada la fecha, lo primero de todo es hacer la lista de invitados. Así podrás hacerte una idea de cuántas personas estás hablando. Según esa lista y el presupuesto que tengas disponible, deberás ver qué opciones son las mejores para ti a la hora de seleccionar el lugar del evento. Las alternativas son numerosas, desde alquilar un local con catering a celebrarlo en un restaurante, en unos salones, en un hotel o en tu propia casa. También tendrás que escoger el traje, por si hubiera que hacer modificaciones, que puedas contar con suficiente tiempo. Además, sería recomendable que comenzaras con la confirmación de asistentes y la selección de los profesionales que se encargarán del vídeo y la fotografía de la celebración.

– Entre 6 y 4 meses antes. Deberías ir escogiendo los recordatorios o detalles que se entregarán el día de la comunión, así como comprar los complementos que acompañarán al traje y pedir cita (y pruebas si fuesen necesarias) en la peluquería o salón de belleza. Además, si van a asistir muchos niños, podría ser interesante contratar el servicio de algún monitor de ocio que los mantenga entretenidos. Por ello, y para evitar las prisas de última hora, deberías valorarlo con varias semanas de antelación.

– Días antes. Es normal que los nervios estén a flor de piel, pues quieres que salga todo perfecto el día de la comunión. Pero debes de relajarte y prestar atención a los últimos detalles antes de la gran celebración. Asegúrate de que los invitados disponen de toda la información, comprueba que el traje y los complementos están en perfecto estado, habla nuevamente con el restaurante o el servicio de catering para dejarlo todo cerrado y prepara los recordatorios del evento.

Además y aprovechando estas fechas, desde el portal LoCelebramos.com os recomendamos, si fuese posible, asistir a alguna Feria de Comuniones en estos meses para que profesionales y expertos os asesoren en todos y cada uno de los sectores. Desde aquí os invitamos a la 1ª Feria de la Comunión de Guadalajara y el Corredor del Henares, Príncipes y Princesas, en la que participan muchos de nuestros establecimientos recomendados. Más información sobre la Feria aquí.

¡Ahora solamente queda ponerse manos a la obra y esperar a que llegue el gran día!

Fotografía de Francisco Monge.

También te puede interesar...

Deja un Comentario o haz una Consulta