Así es El Sueño de Lily Wedding Planner

Llega la temporada de las bodas y seguro que en tu agenda tienes más de una ya apuntada. Quizás hasta que no te casas no llegas a comprender el nivel de estrés que supone la organización de un evento de tal calibre en el que todo queremos que salga perfecto y, además, somos los protagonistas.

Pero existen los wedding planner, u organizadores de boda, para hacernos la vida mucho más fácil. El Sueño de Lily se ha convertido en uno de los más punteros de nuestra ciudad. Tras este nombre se encuentran Ana y Quique, una pareja joven, detallista y formados en la decoración y la organización de evento que en esta entrevista nos han descubierto un poquito más cómo es su trabajo y su día a día como wedding planners.

¿Cómo surge la idea de crear El Sueño de Lily?

Yo estudié diseño de interiores, pero al final acabe trabajando en marketing y me encargaba de los eventos de la empresa. Quique es muy detallista y otro amante de la decoración como yo, y en casa siempre nos gustaba organizar fiestas para amigos, los cumples de los sobrinos y todo el mundo nos decía “¿por qué no os dedicáis a esto?”.

Por circunstancias de la vida, mi empresa cerró y tuve que tomar una decisión. Ahí fue Quique el que me dio el empujón y me dijo: “ahora o nunca”. Así que, cogí una maleta y me fui a Zaragoza a formarme con Bodas de Cuento.

¿En qué consiste el trabajo de un Wedding Planner?

Damos forma a las ideas que los novios tienen, sobre cómo quieren su gran día. Les ayudamos a buscar el sitio perfecto, diseñamos con ellos la decoración y la papelería, les aconsejamos imparcialmente a la hora de elegir proveedores y, en ocasiones, nos encargamos nosotros de darles varias opciones para así facilitarles más el trabajo.

Prácticamente somos sus asistentes personales durante el tiempo de la preparación de la boda, sus diseñadores y, en la mayoría de casos, al final nos convertimos en sus amigos.

¿Qué ventajas tiene contratar un Wedding Planner?

Principalmente la tranquilidad de tener a un equipo de profesionales que van a velar por que todo el día de la boda salga bien, desde que toda la decoración esté perfecta y en su sitio hasta que todos los proveedores realicen su labor en tiempo.

Y, sobre todo, te da la ventaja de poder disfrutar de la preparación de la boda sin estrés ya que nosotros nos encargamos de los detalles como, por ejemplo, mandar el cronograma de la boda a otros proveedores para que todo el mundo este coordinado, ayudaros con los regalos de los invitados, asesoraros en pruebas de menú, vestuario y protocolo, comprobar reservas de hoteles y medios de transporte y todo lo que sea necesario.¿Os dedicáis únicamente a las bodas?

No, también hacemos eventos sociales como comuniones y eventos de empresa, pero si es verdad que con lo que más disfrutamos es con las bodas, ya que nos hace participes de un día muy especial en la vida de las personas.

Siempre se ha visto la figura del wedding planner en la típica película americana en la que sus protagonistas son personas muy ricas. ¿Es un tópico más?

¡Si! Está muy extendido el falso mito de que un wedding planner es caro, y si lo piensas nada mas lejos de la realidad, seguramente ¡te ahorras dinero! Solamente hay que valorar el presupuesto total de una boda, y pensar que en la mayoría de casos los honorarios de un wedding planner no llegan ni al 5% del total.

Piensa que es un equipo de personas, mínimo dos, que están con los novios desde aproximadamente un año antes, visitando fincas, hablando con proveedores y buscando las mejores ofertas, diseñando la decoración, buscando y comprando los elementos decorativos necesarios y a su disposición 24 horas/ 7 días a la semana para cualquier duda o resolver cualquier crisis que surja.

Nuestros novios son parejas como nosotros, eso hace que nos identifiquemos y empaticemos más con ellos también.¿Por qué crees que ha aumentado en los últimos años la demanda de wedding planners?

Ahora mismo las parejas trabajan más horas fuera de casa y cuando tienen tiempo libre, a la mayoría, no les apetece ponerse a programar cosas de la boda como mandar emails, o ponerse a envolver regalos.

Además el día de la boda no quieren tener que poner en el compromiso a ningún amigo o familiar para que les coloque la decoración, este pendiente de las flores, ayude a los invitados en la ceremonia y cosas así, por eso cada vez más la figura del wedding planner es más necesaria, ya que permite que todo el mundo disfrute de la boda sin los agobios de colocar y no llegar a la peluquería a tiempo, además a nadie le apetece recoger al día siguiente, algo fundamental y que nosotros por supuesto incluimos en nuestro servicio.

¿Cómo sería la boda perfecta?

La boda perfecta es la que los novios quieren tener, en la que disfrutan el uno de otro, de sus familiares y amigos, porque como suele decirse, es una vez en la vida.

¿En qué os inspiráis para diseñar una boda?

Nos gusta mucho conocer un poco a los novios, que nos cuenten un poco su historia y lo que ellos van buscando para poder poner forma a sus ideas.

Además de eso, buscamos ideas fuera del mundo bodas, vemos muchas tendencias de decoración de interiores y moda, nos gusta mucho ir a exposiciones de arte y fotografía e incluso del cine, porque por cualquier lado puede venir la inspiración.

¿Cuáles son las tendencias en boda para esta temporada?

Llevamos ya un tiempo en el que la naturalidad en las bodas se está imponiendo. Cada vez más nos piden bodas al aire libre y arreglos florales silvestres con flor de temporada en los que prevalece la naturalidad a la perfección. Vemos vestidos de novia con tejidos muy orgánicos y con menos volúmenes que hace un tiempo.

También estamos hay mucho color en los complementos como, por ejemplo, en los zapatos de la novia. Nos estamos saliendo un poco del típico total white al que estábamos acostumbrados.

En cuanto a papelería e invitaciones, llevamos un tiempo en el que las acuarelas están a la orden del día y creo que este año vamos a seguir por esa línea.

Los regalos solidarios son otro punto fuerte en las ultimas tendencias para las bodas, ya que a la vez que dan las gracias a sus invitados colaboran con alguna causa social.

La decoración es algo ya imprescindible, nos gusta ser detallistas y que todo este bonito. Además, si se hace partícipe a los invitados con la decoración mucho mejor.

En cuanto a colores, desde hace unos meses estamos viendo que cada vez se está imponiendo el blanco y negro unido a metalizados en la decoración de bodas y personalmente ¡nos encanta! Aunque este año el color pantone es el ultraviolet y seguro que en este 2018 va a haber ¡¡mucho!!


También te puede interesar...

Deja un Comentario o haz una Consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.