¿Por qué nos gustan las bodas de otoño e invierno?

Cada vez son más las parejas que se animan a casarse durante la temporada de otoño e invierno. Una nueva tendencia que, sin duda, está ganando en número de adeptos todos los años. Pero ¿por qué nos gusta celebrar bodas durante los meses con más frío del año?

En España lo más común siempre ha sido esperar a las buenas temperaturas, para celebrar tan deseado evento. Un hecho que ha cambiado en los últimos años, incrementándose las celebraciones en invierno. A pesar de que el mal tiempo puede parecer un obstáculo, nada más lejos de la realidad, pues se ha convertido en un gran aliado en este tipo de eventos. Y, aunque a muchos les sorprenda que se puedan celebrar bodas de invierno, la verdad es que existen multitud de motivos para tomar esta decisión.

Aquí tienes algunas de las cosas que puedes hacer en las bodas de otoño-invierno, que no podrías hacer en otras épocas del año y que hacen que nos gusten tanto este tipo de celebraciones:

Podrás casarte con un precioso vestido de manga larga de ricos tejidos y bonitos encajes. Un estilo que no podrías usar durante los meses de calor, ya que sería prácticamente insoportable. Un claro ejemplo de lo ideales que pueden ser estos vestidos, es el traje de novia de Valentino que usó Nicky Hilton en su boda.

– Tendrás acceso a los mejores restaurantes y servicios. Aunque su número ha ido en aumento, las bodas en otoño-invierno aún no superan a las de verano, por lo que no habrá tanta demanda a la hora de reservar locales de celebración o servicios como un wedding planner. Además, como consecuencia de la temporada baja, quizás puedas acceder a ofertas especiales diseñadas para animar el sector.

– Podrás cambiar los platos típicos del verano por otros menús de invierno mucho más interesantes y con ingredientes mucho más consistentes, como pueden ser las cremas, las setas de temporada, los frutos secos y las carnes de la época de caza. Una amplia variedad de alimentos, entre los que podrás escoger los que más encajen en tu boda.

– Tendrás la posibilidad de aprovechar los impresionantes paisajes de la temporada en tu propio beneficio, como un fondo de montañas nevadas o un original espacio en medio de un bosque en colores otoñales. Las posibilidades son infinitas, añadiendo un mayor romanticismo a un momento tan especial.

– Por si esto fuera poco, no te preocuparás por la previsión meteorológica, ya que el frío o la lluvia ya son factores con los que cuentas a la hora de celebrar tu boda durante esa temporada. Podrás respirar tranquila, ya que pase lo que pase, seguro que ya estabas preparada.

Como puedes ver ¡hay motivos más que de sobra para adorar este tipo de celebraciones!


También te puede interesar...

Deja un Comentario o haz una Consulta