Las claves para elegir el menú infantil en la boda

Una de las decisiones más importantes de cualquier celebración es la elección del menú para dicho evento y, aún más importante es si el evento al que nos referimos es una boda. En el caso de los niños, debemos tener en cuenta que son unos invitados muy especiales y que tienen que disfrutar -y comer- igual que los adultos. Por eso, es imprescindible que la elección del menú para ellos sea también muy cuidada y no algo secundario.

Lo primero que tendremos que tener en cuenta es la edad de lo niños que van a asistir a nuestro enlace, porque un niño de diez años no va a comer lo mismo que uno de tres. Una vez que tengamos una lista con los niños y las edades de los mismos, ¡podemos ponernos en marcha para elegir el menú perfecto!

Menú variado

Huye de los estereotipos y no caigas en el tradicional menú formado por pizzas, croquetas, patatas fritas y filete de carne. Todo esto está muy bien y siempre podemos incluirlo en el menú ya que son alimentos que gustan, prácticamente a todos, pero busca algún plato diferente, que dé un toque único al menú y que guste a los niños. Sabemos que en el tema comida, los niños son especiales y que es difícil acertar con todos, pero también es un buen momento para que descubran nuevos sabores. Cuidando el aspecto y haciéndolo divertido, seguro que prueban todo ¡y les encanta! Por ejemplo, puedes elegir salmorejo o gazpacho y que se sirva en pequeños vasos con pajitas de colores. Además, elige comida y productos de alta calidad también para su menú.

¿Qué evitar en su menú? Comidas exóticas, como el sushi, comida picante, comida demasiado grasienta…

Bebidas

Aunque a los niños les encanten los refrescos, es muy importante que no beban durante todo el banquete solo bebidas gaseosas. Añade al menú también agua, zumos, limonadas, batidos… ¡Y que cada uno elija lo que más le guste! Siempre sin excederse.

Postre

El postre es, seguramente, el plato que más les guste a los niños. Helados, tarta, creps, gofres… tienes una gran variedad para elegir el postre para ellos. También puedes dar dos postres: un poco de fruta de temporada y, después, la parte más golosa.

No te olvides de preguntar a todos los padres si algún niño tiene alguna intolerancia alimenticia para poder avisar al catering y que preparen un menú según sus necesidades.

Lo mejor es que los niños coman cuanto antes, nada más sentaros todos en las mesas, y en una mesa especial para ellos. Así, podrán jugar todos juntos mientras comen y podrás decorar la mesa especialmente para ellos.

Y no te olvides de acudir a un catering profesional como Marpo Catering para asegurarte de que el catering de la boda es un éxito.

Contacta con el establecimiento


También te puede interesar...