Blanqueamiento dental antes de la boda

Si te casas en los próximos meses es muy probable que tengas todo ya más o menos organizado. El lugar de la boda, el vestido, las invitaciones, el viaje de novios, fotógrafo, el maquillaje, el peinado… pero, ¿te has parado a pensar en tus dientes?

Los dientes son uno de los grandes protagonistas del día. Parémonos a pensar, es un día lleno de felicidad en el que nos vamos a pasar la mayor parte del tiempo sonriendo (aunque alguna que otra lagrimilla seguro que también cae) y esa sonrisa va a quedar inmortalizada para el resto de nuestras vidas. ¿Estás dispuesto a que, cada vez que veas esas imágenes, pienses en lo amarillos y sucios que tenías los dientes? Seguro que no.

Uno de los tratamientos dentales estrella de cualquier pareja que va a darse el “sí, quiero” es el blanqueamiento. Los dientes, inevitablemente, se manchan y van cogiendo un tono más oscuro. Todo depende de lo hábitos que tengamos, pero, por lo general, aunque no fumemos ni tomemos café prácticamente, lo cierto es que los dientes se manchan. Lo mejor es que antes de la boda acudamos a un centro como clínica Polydentia para que nos asesoren y nos informen sobre el tratamiento que hará que luzcas la mejor de tus sonrisas en un día tan especial.

Para empezar, tienes que tener en cuenta que el blanqueamiento lleva su tiempo, así que, acude a los profesionales con varios meses de antelación para que luego no “te pille el toro”. Es mejor hacerlo con margen de tiempo suficiente porque no todas las piezas dentales responden del mismo modo. Igual tú y tu pareja os decidís a empezar el blanqueamiento a la misma vez y uno de los dos consigue el tono blanco perfecto mucho antes que el otro.

¿Cómo hacer el blanqueamiento dental?

Existen dos tipos de blanqueamientos. El primero de ellos es el que se realiza en la clínica con una luz led. En este caso, tendrás que acudir a la clínica a realizarte las sesiones. Pero si lo prefieres, también se puede hacer en casa de una forma muy sencilla. Colocaremos un producto blanqueador en unas férulas que nos colocaremos para dormir y, por la mañana, retiraremos. Si optas por esta segunda opción, tendrás que acudir al dentista regularmente para que controlen cómo evoluciona el tratamiento y te guíen en cómo seguir. Es fundamental que durante el tratamiento se eviten comer alimentos que tiñan los dientes, tales como el café, el tomate frito, el té…

Otro punto a tener en cuenta para hacer el tratamiento con antelación es que el blanqueamiento produce cierta sensibilidad en los dientes, así que si no quieres sentir ese regustillo de cuando comes algo frío en los dientes durante la boda… ¡hazlo con tiempo!

Contacta con el establecimiento


También te puede interesar...